Peregrinación Diocesana a Lourdes

La Peregrinación Diocesana se celebra, generalmente, a finales de junio y viajan aproximadamente 1.500 peregrinos, en autobús y avión. El Obispo de la Diócesis de Cartagena acompaña a sus fieles durante los cinco días que dura la Peregrinación.

Parte de los peregrinos que viajan se ofrecen como voluntarios (camilleros y enfermeras) para colaborar en todo aquello que sea necesario, repartiéndose en distintos servicios en función de las tareas a realizar. De ese modo, tenemos desde los voluntarios más pequeños, “Los niños de agua”, que se encargan de que nadie pase sed durante los actos; a los adultos que se encargan de levantar y asear a los enfermos o asistirles a la hora de la comida;  pasando por los jóvenes, que no dejan solos a los enfermos ni un minuto durante estos días.

Quienes prestan servicio como voluntarios, descubren con satisfacción una nueva forma de peregrinar y de servir a la Iglesia.

En la Peregrinación se procura que todo el mundo pueda vivir las celebraciones y actos que el Santuario ofrece para acercarse a la Iglesia y al mensaje que la Virgen transmitió a Bernadette. La unción de enfermos, la adoración al Santísimo Sacramento o las penitenciales son algunos de ellos.

Comments are closed.