Convivencia de Cartagena (18 de Enero)

El domingo 18 de Enero se alcanzó el ecuador de encuentros mensuales en las distintas delegaciones que forman parte de la Hospitalidad Diocesana. En esta ocasión, el otrora “tren de la Esperanza” hizo su parada obligatoria de todos los años en Cartagena.

La convivencia se desarrolló en el Pabellón Jiménez de la Espada. A primera hora, acogida y desayuno cortesía de la delegación para combatir el frío que por fin ha llegado a la Región. La jornada ha sido más placentera que la del año pasado, que estuvo marcada por la intensa lluvia.

Enmarcada dentro del plan pastoral 2014-2015 de la Diócesis de Cartagena “Testigos y misioneros de la Caridad”, se ha recordado en varias ocasiones que este año está especialmente dedicado a formación y apostolado, este año con especial dedicación hacia los que sufren. No en vano, a los asistentes se les ha obsequiado con una estampa de la patrona de la ciudad portuaria.

La mañana ha sido amenizada, mientras que los Hospitalarios compartían los excesos de las navidades, por el Coro y Rondalla “A son de mar” que ha celebrado un completo concierto con temas como “Amapola” o el tango “Volver”, que ha animado a la gente a bailar. A la finalización, Ángelus y Eucaristía, presidida por el Consiliario de la Hospitalidad, D. Luis Emilio Pascual y concelebrada por D. Francisco Pagán y D. Lázaro Gomariz, este último director espiritual de la Delegación de Cartagena desde este curso. La Eucaristía ha sido cantada por el grupo joven de la Parroquia de San Ginés de jla Jara.

Comida compartida y más actuaciones, esta vez nuestros queridos Loren y Jesús, además de la gente más joven de la Delegación de Cartagena, que nos han regalado sus mejores bailes para despedirnos.

Gracias a la Delegación de Cartangena, encabezada por Isabelita Boj y Elvira Cano, por el esfuerzo y el cariño en la acogida que han puesto hoy con todos los asistentes sin distinción. Sin duda, un esfuerzo cuya recompensa es la satisfacción de que todos, tanto enfermos, como Hospitalarios, hemos pasado un buen día de compartir entre amigos.

Próxima parada: Febrero. Mes de Nuestra Señora de Lourdes. Convivencia Diocesana en Murcia.

1 comentario

  • jesús MOLINA por mi padre y LAVEDA por mi madre dice:

    La verdad es que se pasó una jornada muy bonita, con un ambiente muy cercano y con mucho cariño preparada por la delegación de Cartagena, la rondalla un espectáculo digno de contemplar, que estuvo a una gran altura. Mi saludo a toda la delegación por el trabajo realizado, pero en particular a las que más conozco un beso de corazón para Las Isabelicas, Elvira, Loli, Pilar, Joaquín, Isidro, etc….
    ¡¡¡Viva la Virgencica de Lourdes!!!, y hasta la de próximo año.

Deja tu comentario