La Delegación de Totana Peregrina a Mutxamel (Año Jubilar)

Hola Hospitalarios:

El delegado de Totana, Antonio García Martínez, comparte con nosotros la experiencia de la Delegación en su visita-Peregrinación a la Parroquia de Mutxamel en pasado 5 de Octubre con motivo del V Centenario de la existencia de la Iglesia Arciprestal El Salvador y de la concesión por parte del Sumo Pontífice de Año Jubilar.

“80 personas de Totana peregrinaron a Mutxamel por el Año Jubilar del V Centenario de la Parroquia El Salvador.

Recién llegados a Mutxamel, se realizó una visita guiada a la Parroquia con la cronista del pueblo para comenzar posteriormente la romería desde la Cofradía del Santo Sepulcro hasta la entrada a la Parroquia con la imagen de la Virgen de Lourdes  llevada desde Totana.

A continuación se celebró la Eucaristía con participación activa de la Delegación y el coro “a flor de piel” dirigido por Dami. A su término se hizo una Procesión de Antorchas por las calles del pueblo donde la Delegación aporto velas que fueron ofrecidas a la gente del pueblo a cambio de un donativo para ayudar a Caritas de la Parroquia.

Se visitó la residencia de ancianos El Pilar donde los residentes esperaban y recibieron a la Virgen con una lluvia de pétalos y Aleluyas. Fueron también emotivas las peticiones y súplicas de todos los allí reunidos.

La Ermita de San Antón, ante la llegada de la Virgen, no dejo de anunciarla con su campana. Los mayordomos de la Cofradía portaron el trono para llegar a la puerta de la Ermita donde se leyó la oración de Juan Pablo II a la Virgen de Lourdes y miles de Aleluyas cayeron del campanario.

se hizo una ofrenda por parte de la Delegación a San Antón y entre aplausos y vivas seguía la procesión… entre cantos y rezo del Santo Rosario por calles llenas de plantas y colgaduras puestas para la ocasión.

Al llegar a la Iglesia fueron miles la personas que esperaban a la Virgen y tras leer el acta y firmar el delegado, se procedió a la entrega de recuerdos por ambas partes.

Los actos de la Iglesia terminaron con la “besada” a la imagen de la Virgen, donde se repartieron más de 1.400 estampas de la Virgen. La noche terminó con una cena-espectáculo en el pueblo alicantino.

Una tarde llena de Fe y amor donde las lágrimas brotaron en muchas personas: Unidos por la Fe. Como anécdota, hemos tenido que dejar la imagen de la Virgen en custodia hasta el miércoles ya que los vecinos del pueblo lo pudieron a gritos.

¡¡¡JUNTOS HACEMOS IGLESIA!!! ¡¡¡GRACIAS MADRE !!!”

 

Gracias y enhorabuena a la Delegación por este evento cargado de ilusión y buen hacer.

 

1 comentario

Deja tu comentario