Fallece D. David Gascón, Consiliario de la Hospitalidad de Murcia

Hospitalarios, no nos gusta utilizar este medio de comunicación para dar este tipo de noticias, pero quien ha partido al encuentro del Padre merece una excepción: Hoy, 4 de Marzo de 2013 ha fallecido D. David Gascón Cerezo, a los 77 años de edad.

Nacido en Yecla el 31 de Julio de 1936, fue nombrado Consiliario de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de Murcia el 25 de Noviembre de 1982. Durante 30 años ha desempeñado este cargo con un profundo amor a la Virgen y a los enfermos que han peregrinado a Lourdes.

Finalizada su Peregrinación en este mundo, ya descansa junto al Padre. Seguro que en la Gruta que hay en el cielo, se encuentra sentado, en un banco, meditando y hablando con la Señora, no de él, sino de su Hospitalidad, a la que tanto ha querido hasta el último momento, y por la que ha entregado todo lo que podía y más.

Seguro que en la próxima Peregrinación, en Junio, nos va a acompañar desde el cielo. Descanse En Paz y, como él bien decía siempre, al acabar sus homilías, GLORIA AL SEÑOR.

 

Categories: Sin categoría

11 comentarios

  • fina garcia dice:

    Ahora seguira el Viacrucis desde el Cielo y toda la Peregrinacion con mucho cariño protegiendonos sera un Angel mas junto al PADRE D: E : P

  • Pablo dice:

    Se va a disfrutar de la presencia del Padre un amigo, un compañero, un sacerdote, un pastor y un Hospitalario.

    Un amigo que ha sabido confortar en los momentos difíciles, fueran cuales fueran, a la gente que le rodeaba, y encontraba la palabra adecuada.

    Un compañero con el que podías compartir inquietudes y proyectos… cuántos se han quedado pendientes, pero que saldrán adelante.

    Un sacerdote que convertía cada homilía en una oportunidad para revisar tu Fe y tu vida.

    Un pastor que ha guiado a la Hospitalidad con mano firme, tanto en los buenos momentos como en los malos.

    Un hospitalario, que ha hecho del lema de nuestra Hospitalidad de AMAR, DAR, SERVIR Y OLVIDARSE una forma de vida.

    Lo “jodido” es que no hablo de cinco personas distintas, hablo de una sola. Quien le ha querido conocer, ha encontrado en él todo lo que he dicho antes.

    Ya se encuentra en la presencia del Padre, y como hemos dicho alguna vez en la Hospitalidad Joven y la Hospi Junior: La Hospitalidad nos habla de Dios y los hospitalarios hablamos a Dios de nuestra Hospitalidad. Seguro que D. David ya está hablando de nuestros queridos Enfermos.

    Descanse En Paz D. David, y GLORIA AL SEÑOR por haber podido disfrutar de su amistad.

  • Joaquín Martínez dice:

    David, te has cogido fuerte a la mano del Señor y te has marchado. Le doy gracias a Dios por haberte conocido, por tu vida entregada a la Iglesia y en Ella a la Hospitalidad, una vida marcada por la espiritualidad y la formación. Le doy gracias a Dios por todo lo que a través de ti nos ha dado y manifestado. Por ver en la Custodia al Señor a través de tus palabras, por haber sido parte de esa “nueva primavera”, Gracias Señor.
    David, hoy te lo he dicho como despedida y te lo vuelvo a repetir aquí, tienes una última misión, velar e interceder por la Hospitalidad y cuando llegue nuestro momento, esperarnos a las puertas del Paraiso para acompañarnos hasta la Madre y de Ella a Jesús. Un fuerte abrazo amigo, un fuerte abrazo hermano, un fuerte abrazo Hospitalario. En las puertas del Cielo nos vemos, que no se te olvide.

  • Pascual dice:

    David Gascón, un buen hombre, un buen hospitalario, un buen sacerdote. Que Dios lo tenga en su gloria.

  • antonio garcia dice:

    Nos decia santa Teresa: “VIVO SIN VIVIR EN MI Y TAN ALTA VIDA ESPERO , QUE MUERO PORQUE NO MUERO” D.O.M

  • Alfonso dice:

    Grande es el vacío que dejas, David, porque grande es tu corazón. Padre, hermano, amigo, palabra de aliento, escucha dispuesta, sonrisa cómplice, abrazo de consuelo, mirada de bondad… Gracias por acercarnos a Dios en tantas ocasiones, por ser hospitalario de los pies a la cabeza, por tu amor inmenso a todo lo que significa Lourdes y la Hospitalidad.

    No tengo duda alguna de que el Señor te tiene junto a sí y a Él has llegado de manos de María. ¡Cuántas veces ensalzaste su misericordia infinita! ¡cuántas veces nos transmitiste tu confianza ciega en el “Abbá” ese Papaíto, como a ti te gustaba nombrarlo y que nos repetias una y otra vez! ¡Cuántos piropos a la Virgen! ¡cuánta gloria has dado a Dios con tu palabra y con tu vida!.

    Gracias por haber estado ahí. Somos muchos los que aún debemos asumir que físicamente no estarás el próximo día 11 celebrando la Eucaristía, o en la próxima reunión de junta buscando caramelos sin azúcar, o haciendo hueco en tu apretada agenda para responder un Sí generoso a cualquier petición de los hospitalarios. Si bien sé que tu eras habitante del Cielo y que al fin has llegado a la meta, allí tendrás tu premio, como dice el Salmo: gozar de la presencia del Señor por años sin término.

    Espéranos David allí, en lo alto, junto al Padre y a su lado donde estarás cantando su gloria, acuérdate de nosotros, de tu familia de la Hospitalidad, de tus amigos, de la gente que te quiere. Intercede por todos nosotros y por favor, sigue participando con nosotros de todo lo que tanto te gustaba… y recuerda, aún fatigado, subir en la Peregrinación al Vía Crucis de la montaña para advertir a todos que hay piedras sueltas y es peligrosa la bajada y meditar a nuestro lado que en Lourdes hay una estación más donde el Sepulcro está vacío y el Señor ha resucitado… y nosotros con él.

    Nos vemos en el Cielo.

  • Maria Pura Moreno dice:

    David se nos ha ido, en silencio como a el le gustaba, pasando desapercibido. En mi familia ha dejado una huella muy grande, lo recordaremos siempre.
    Lo hemos tenido en momentos de alegría, bodas, bautizos, comidas entrañables Pregón de Semana Santa etc, pero en momentos difíciles también ha estado a nuestro lado, fallecimiento de mi sobrina, ! que días aquellos y siempre tuvo una palabra de animo para sus padres y hermanos, la recordaba todos los años y nos llamaba para ir donde fuera a oficial la misa. Ahora con mi madre se ha portado de maravilla, solo me decía que la esperaba los brazos del Padre. Ya los dos se han encontrado.
    He tenido un gran privilegio el lunes cuando estaba en el tanatorio, sus sobrinos me pidieron que fuera yo con el Vicario para revestirlo de Canónigo y así lo hice como si fuera mi padre o mi hermano.
    Doy gracias a Dios por los treinta años que lo conozco, por todo lo que me ha enseñado y he aprendido de él.y por haberme considerado un miembro más de su familia.
    A veces decíamos que era pesado en sus homilías pero es que las vivía. Todo lo que nos ha podido decir ha sido orado ante el Señor.
    La Hospitalidad lo va a echar de menos, pero segura estoy que ya está intercediendo en el cielo por toda la gran familia que la componemos.
    Lo tendremos siempre en nuestra memoria Descase en Paz
    Gloria al Señor

  • isabel suarez lozano dice:

    fue una gran persona y lo vamos a hechar mucho de menos

  • ANDREA dice:

    QUE DESCANSE EN PAZ Y QUE EN EL CIELO INTERCEDA POR NOSOTROS.

  • Antonio Velasco dice:

    Padre David:
    Hace un año te visité en el tanatorio y asistí a tu misa de Funeral en la Catedral de Murcia.
    Siento el amor que has tenido como cristo a todas las personas que has conocido y a las que no has conocido que orabas por ellas. Cuantas de ellas te dan las gracias por ser intercesor de los pobres y enfermos a Jesús y gran comunicador de las sanaciones que hizo Él mismo en las misas en las que eras tu ministro de Dios.
    Te pido que a todos los que te hemos amado intercedas al Señor que para que nos infunda su Espíritu de evangelizador y sanador de almas y que podamos seguir abriendo nuevas comunidades de la RCC en todo el mundo.
    Ruega por nosotros Padre David.

  • VICTOR PUJANTE PEREZ dice:

    Mi querido amigo P. David, siento mucho no haber estado en el grupo en el último tiempo contigo y no enterarme de tu fallecimiento y no asistir a el. “tampoco me avisaron”. Te hecho mucho de menos.
    Quiero darte las gracias por todos los favores que me hiciste y sobre todo por el tiempo que pase a tu lado, todo un privilegio el estar contigo esos años maravillosos encendiendo en mi la llama de la fe, enseñándome y transmitiéndome el bien que me has hecho.
    Nunca te olvidare.
    David mi amigo invisible te pido otro favor que no te olvides de pedir por los necesitados y ello me incluyo yo.
    GLORIA A DIOS

Deja tu comentario